Autos iPro
19.06.2017 07:40

El Gobierno quiere mantener el impuesto interno aún con la negativa de las automotrices

Pese al rechazo de las automotrices, el Gobierno quiere mantener el impuesto a los autos de lujo

En pocos días más, el debate que se abrió entre el Gobierno y las automotrices en enero de 2014 volverá a ser noticia.

El 30 de junio vence el decreto que establece un incremento de precio en los autos que superen los $520.000, el cual fue establecido por el gobierno de Cristina Kirchner con el llamado impuesto al lujo, y que Mauricio Macri decidió sostener en enero de 2016 aunque reduciendo el porcentaje.

Las primeras discusiones que se realizaron en el sector indican que el Gobierno continuará con la misma política, aunque el principal cuestionamiento es si habrá modificaciones en el piso considerado. Es decir, si no se modifica el monto a partir del cual los autos quedan afectados, serán cada vez más los modelos que tengan que aplicar el impuesto.

De acuerdo a los últimos cambios realizados, el impuesto interno a los autos comienza a regir a partir de un valor de venta al público que supere los $520.000, con un incremento de 10 por ciento.

La segunda escala, se aplica en los autos que se encuentren por encima del $1,2 millones, y es de 20 por ciento.

Si bien este año la inflación en el precio de los 0km no ha sido tan elevada como otros años, y en la mayoría de las marcas se estabilizó en un promedio del 1,5 al 2% mensual, lo cierto es que muchos productos están contenidos de forma artifial, a fin de que no los golpee el tributo.

Eso pasa en los segmentos medios, en modelos como el Ford Focus, de producción nacional, cuya versión tope de gama se encuentra frenada a fin de no quedar bajo las garras de esta medida. Y con el paso de los días llegará a muchos productos más de una categoría que no es de lujo, sino que forma parte de uno de los segmentos más vendidos.

Por ejemplo el Chevrolet Cruze que se fabrica en Alvear, provincia de Santa Fe; o el Citroën C4 Lounge y Peugeot 408 que se fabrican en El Palomar, también están controladas a fin de no verse afectadas.

Un debate de larga data
En las automotrices, el debate por la carga impositiva que tienen que soportar para producir en el país es cada vez mayor, y en el contexto del Salón del Automóvil que se realiza en La Rural, fue el gran tema en cuestión más allá de hablar de las novedades y los autos.

Lo cierto es que, actualmente, el 57% del valor de un 0km corresponde a impuestos. En más, se da un efecto cascada que todos los sectores que participan de la producción tienen que soportar, lo cual hace difícil la producción para todas las marcas.

En cuanto al impuesto interno, Luis Basavilbaso, director general de PSA (Peugeot-Citroën-DS), dijo que "el impuesto interno es un impuesto distorsivo, que no agrega valor salvo una pequeña recaudación y debería desaparecer o llevarse a una mínima expresión".

"No tiene sentido que se distorsione de manera tal que pasa un precio y vale más, no se distingue fabricación nacional o extranjero, motorización, consumo, nada que tenga sustento. No tiene sentido, no lo encontraba con el Gobierno anterior y no lo encuentro ahora", agregó Basavilbaso.

Por otro lado, el sector espera el momento para reunirse con el Gobierno y debatir el tema impositivo en general, lo cual será parte del Plan Un Millón que empezaron a discutir el Ejecutivo, las terminales y sindicatos.

Según Pablo Di Si, presidente de Volkswagen Argentina, "el plan un millón se hizo como una idea, es un desafío, una visión. Queremos mejorar. Como ADEFA preparamos un estudio donde presentaremos donde están la oportunidades y se presentan las ideas concretas. El plan tiene que bajar de ideas a hechos que no se solucionarán de un día para otro. No podemos seguir siendo no competitivos porque la producción seguirá cayendo. La idea es no hacer bien todo en cinco años, hagamos poco pero bien cada año", agregó.

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.