redes móviles
17.06.2017 00:00

Telecentro afuera: el nuevo espectro 4G quedará en manos de Claro, Movistar y Personal

redes móviles

Por Andrea Catalano
Telecentro afuera: el nuevo espectro 4G quedará en manos de Claro, Movistar y Personal

Telecentro quedó fuera de carrera, tal como se preveía, en la propuesta de asignación a demanda de la banda de 2,5 Ghz que encaró el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) a principios de este mes.

Las actuales operadoras móviles –Personal, Claro y Movistar– se adjudicarían cada una un lote de esa frecuencia en los próximos días, puesto que hicieron sus ofertas sin superponerse una sobre la otra, a diferencia de lo que había ocurrido en la convocatoria del pasado 2 de junio.

El regulador rechazó el pedido de Telecentro para acceder a esas frecuencias. De ese modo, las tres compañías móviles evitaron elevar los ya anticipados rechazos a esa propuesta, escenario que se barabaja en caso de prosperar la iniciativa de la firma de Alberto Pierri.

A partir de ahí se dio otro paso: Telecom desistió de impugnar a Telefónica –ambas habían hecho la propuesta sobre el mismo lote, el C, en la convocatoria anterior– y se avanzó a un cuarto intermedio para que cada una confirmara o modificara su voluntad de acceder a tal o cual bloque de frecuencias.

Al regreso de la pausa, Telefónica optó por el lote A –que era el que había solicitado Pierri en la oportunidad anterior–, Claro confirmó su elección por el B y Telecom ratificó su preferencia por el C, según confirmaron fuentes oficiales a iProfesional.

Ahora, el proceso terminará de definirse, a más tardar, en los próximos 10 días. Una vez manifestadas las voluntades de cada una de las prestadoras, presentaron sus propuestas técnicas que el regulador, a cargo de Miguel de Godoy, evaluará en los próximos días.

El espectro de Cablevisión
Así, a finales de este mes, las tres compañías de telefonía móvil, para las que fue realizada esta llamada, se quedarían con un bloque de bandas en 2,5 Ghz, que son las que devolverá Cablevisión en estos días como parte del acuerdo firmado con el Enacom para que se le aprobara la reatribución de frecuencias obtenidas a partir de la compra de cinco empresas.

El Estado nacional podría recaudar unos u$s200 millones por la asignación a demanda del espectro de 2,5 Ghz. La cifra surge del precio del megahertz que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) fijó cuando aprobó la reatribución de espectro para Cablevisión.

Cuando el regulador dio luz verde a la compañía surgida del Grupo Clarín para ingresar a la telefonía 4G debió dar una serie de pasos previos.

En primer lugar, dar lugar a la posibilidad de reatribuir bandas de espectro asignada a otros servicios, distintos, a los que se brindan en la actualidad, para todo el mercado. Es lo que se conoce como refarming.

Luego, avanzó con la reasignación de las frecuencias que obtuvo Cablevisión a través de la compra de cinco empresas. Y determinó que las de 2,5 Ghz (cuya atribución era para servicios de internet fijos) servirían para dar servicios móviles.

De ese modo, habilitó a la compañía a ingresar en ese negocio, puesto que la compra de Nextel no había sido suficiente para poder avanzar en 4G.

Eso ocurrió porque la empresa desaparecida no había logrado –por descalificación primero, y por desinterés después– alcanzar ese objetivo.

Todo ese proceso obligó al Enacom a establecer valores de referencia del precio del megahertz en 2,5 Ghz y en 900 mhz (las dos bandas a las que accedió Cablevisión cuando compró Skyonline, Netizen, Infotel, Callbi y Trixco).

De acuerdo a lo establecido en la resolución 1299/2017 de refarming a favor de Nextel/Cablevisión, el valor en la banda 2,5 Ghz se fijó en u$s0,0423 por megahertz por habitante.

De ahí surge el monto que, por esta modalidad de asignación a demanda, recaudaría el regulador.

Mejora de la red
Más allá de lo que deba pagar cada una de las compañías por los bloques que –se descuenta– se adjudicarán, el hecho de tener más espectro las llevará a delinear nuevos planes de inversiones para el despliegue de esa infraestructura.

Tiene sentido: acelerar este proceso es uno de los objetivos principales del Ministerio de Comunicaciones.

En 2016, el sector desembolsó unos u$s2.500 millones en los despliegues de sus redes, especialmente aquellas dedicadas a 4G

En el primer trimestre del año las principales empresas de telecomunicaciones, Telefónica, Telecom, Cablevisión y Claro ya invirtieron algo más de $6.000 millones en sus redes.

Si bien se trata de una cifra que puede impactar, lo realizado hasta ahora representa apenas el 15% comprometido para este 2017 que, de acuerdo a los anuncios que realizó cada una de ellas, rondarán los $40.000 millones.

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.