Finanzas
16.06.2017 05:02

Reclasificación: Argentina quiere dejar de ser mercado de "frontera" y jugar en la liga de "emergentes"

En breve, un "árbitro" internacional decidirá si el país asciende. De ocurrir, en la City anticipan la llegada de un importante flujo de fondos y el repunte de los papeles de varias empresas. Arabia y China también esperan ansiosos. ¿Cuál es la visión de analistas y qué cambios pueden ocurrir? 

Por Rubén Ramallo
La Argentina, por la reclasificación: quiere dejar de ser mercado de "frontera" y jugar en la liga de "emergentes"

El 20 de junio será un día muy importante para la Argentina. No sólo porque es el día de la bandera, sino por un hecho de alto impacto en el mundo de las finanzas.

Ese día, a media mañana de Nueva York, el banco estadounidense Morgan Stanley Capital International (MSCI) develará finalmente una incógnita que mantiene en vilo al público inversor. 

Responderá al interrogante sobre si Argentina, después de ocho largos años, abandonará la categoría de "país de frontera" para pasar a ser catalogado nuevamente como "mercado emergente".  

De esa decisión dependerá el destino de miles de millones de dólares, ya que una recalificación de este tipo abriría las puertas, de par en par, a la llegada de fuertes flujos de fondos provenientes del exterior.

Hay altas chances de que se dé esa recategorización, ya que el Gobierno viene haciendo bien los deberes, como por ejemplo el de haber quitado las restricciones al libre movimiento de capitales.

Hoy en día, como "mercado fronterizo", Argentina tiene una demanda potencial de u$s1.500 millones en acciones de empresas. Esa cantidad podría triplicarse, en caso de que pase a "emergente".

Para ilustrar el impacto, vale otro dato: los mercados accionarios que operan bajo esa categoría engloban inversiones por la friolera de casi u$s600.000 millones.

Como dice el slogan, pertenecer tiene sus privilegios. Por lo pronto, para formar parte se analizan tres aspectos fundamentales:

-Desarrollo económico

-Tamaño del mercado

-Liquidez

En cuanto al porqué se podría decidir un upgrade, desde Morgan Stanley aseguran: "El rendimiento de las acciones debe superar a la de otros países considerados emergentes durante un lapso prudencial de tiempo".

¿Cuánto es ese lapso? Unos 30 meses desde el inicio de la consulta hasta 6 meses después de haberse implementado la recategorización.

De ocurrir el cambio, el flujo de inversiones que llegaría en busca de activos argentinos presionaría fuertemente al alza los precios de varias acciones de empresas. Además, se daría un importante cambio en los volúmenes operados.

Esto se debe a que una gran cantidad de "fondos pasivos" -que mueven miles de millones a nivel global- deben replicar un determinado índice

Dicho índice se compone de un "combo" de papeles de varios países (emergentes). Argentina, hasta el presente, no puede ser incluida por ser precisamente "mercado de frontera". 

"El regreso al club de los emergentes haría que gran cantidad de fondos pasivos del mundo tenga que comprar acciones locales", afirma Juan Manuel Vazquez, de la firma Puente.

"Al dejar de ser mercado de frontera, muchos de ellos que antes no podían invertir -porque sus propios estatutos se los impide- quedan liberados de tal restricción", señala Martínez Burzaco, economista de Inversor Global.

Algunos financistas ya se anticiparon a este cambio. Y es por eso que buena parte de una eventual suba ya fue descontada

No obstante, desde la City señalan que se está ante la oportunidad de hacer una buena diferencia, no en el corto pero sí en el largo plazo.

La palabra clave es la selectividad, ya que no todas las acciones califican para ser compradas por estos fondos pasivos. 

Cabe entonces la pregunta de cuáles son esos papeles

Entre los financistas hay consenso de que los más beneficiados serían: YPF, Pampa Energía, Edenor, Banco Macro, Transportadora de Gas del Sur, Grupo Financiero Galicia, Banco Francés y Telecom.

Los especialistas anticipan que el grueso del nuevo volumen se verá volcado en los ADRs (papeles de empresas argentinas que cotizan en Nueva York).

Esto, ya que la mayoría de los inversores extranjeros utiliza ese canal para invertir en activos locales.

Para Goldman Sachs, las acciones locales pueden crecer entre un 15% y 20% si se confirma la decisión del Morgan Stanley de volver incluir al país entre los mercados emergentes.

En tanto, desde la City afirman que los papeles de energéticas, bancos y firmas vinculadas con el consumo se verán beneficiados, si se confirma la recalificación.

Desde Credit Suisse, en tanto, estiman un ingreso de u$s800 millones cuando el ingreso al índice del MSCI se haga efectivo en 2018. 

El impacto directo de la mejora se verá en las acciones argentinas que ya cotizan en Nueva York, sin flujos directos al mercado local.

Sin embargo, como efecto indirecto desde la entidad anticipan un mayor interés por Argentina y mejores valoraciones para las ADRs.

Últimas recategorizaciones
En el caso de Qatar y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), en la previa a la recategorización y hasta que se oficializó la medida, las acciones de empresas habían avanzado un 60% y un 100% respectivamente.

Una vez que se concretó el pase a emergentes, se derrumbaron cerca de un 30% en ambos casos. Algo similar sucedió con Pakistán, último país incluido en el índice.

Una vez más, se cumplió aquel viejo principio que reza que "los inversores compraron con el rumor y vendieron con la noticia".

Es que, a simple vista, resulta curioso que los valores desciendan, ya que el upgrade es una buena noticia para el país. 

La clave para entender ese bajón pasa por el clásico concepto de oferta y demanda.

Ocurre que el ingreso de un importante caudal de divisas hace que los precios de varios activos lleguen a un máximo que, a su vez, induce a la toma de ganancias de fondos que operan de forma independientes al MSCI.

¿Puede pasar lo mismo con las acciones argentinas, habida cuenta de que la bolsa porteña ya acumuló una ganancia del 30% en dólares en lo que va del 2017? 

Juan Manuel Pazos, de la firma Puente, expresa: "Todo dependerá de cómo queden los precios. No sólo en términos absolutos sino, más bien, frente al de compañías similares de la región".

Juan Manuel Vázquez, también de la firma Puente, considera "que las acciones tienen margen para seguir subiendo, si bien hay que tener presente en cada caso su valuación actual".

Para analistas de JP Morgan, la eventual recategorización significaría de arranque el desembarco de u$s1.000 millones que, su vez, alentaría a otros fondos a apostar por el país.

Los rivales de Argentina
Hay tres índices que actualmente están incluidos en la lista de "buena fe" para ser ascendidos:

-MSCI EM, al que aspira ingresar Arabia Saudita

-MSCI China A 

-MSCI Argentina

Hasta ahora, China ya sufrió tres aplazos. Su incorporación es pretendida por varios clientes de Morgan Stanley, que consideran que "está subrepresentada en los índices, dada la importancia e influencia de su economía".

La traba para su incorporación se debe a que aún no dio de baja una cláusula que obliga a quienes emiten acciones (incluso fuera del país) a solicitar autorización previa

En la visión de los analistas de Goldman Sachs, la probabilidad de que MSCI y el gobierno chino lleguen a un acuerdo hoy día es del 60%. 

La otra candidata, Arabia Saudita, "coquetea" con sus poderosas reservas de petróleo y con la promesa de privatizar parte de su enorme compañía petrolera estatal, Saudi Aramco, más allá de que la crisis del crudo debilitó un poco su candidatura.

Además, para el gobierno saudita, ingresar al MSCI EM pesa más por una cuestión política que económica, ya que Qatar -uno de sus mayores rivales en la región y al que le acaba de declarar un boicot- ya forma parte del índice emergente desde 2014. 

Se trata de una afrenta que no puede tolerar su familia real y que se está traduciendo en "presiones amistosas" sobre Morgan Stanley para que sea Arabia Saudita quien termine siendo la elegida.

En el caso de la Argentina, la decisión de excluirla del Índice global de emergentes fue tomada por Morgan Stanley, allá por 2009.

Básicamente, fue producto de las restricciones que el kirchnerismo aplicó a la entrada y salida de capitales.

El descenso se produjo de la peor manera. Entre los más de 20 países que componían el índice, la Argentina (junto con Rusia) fue la que mostró la peor performance anual.

Esto mal desempeño dio lugar al peor trimestre de la historia para este grupo de naciones en vías de desarrollo.

En aquel momento: 

-El MSCI Emerging Markets perdió casi el 30% de su valor en un año.

-El MSCI Argentina se derrumbó 44% y el de Rusia, 45 por ciento.

¿Qué se entiende por emergente? En principio, refiere a un país cuya economía fluye hacía un nuevo escenario caracterizado por una mejor posición competitiva, la mejora en su productividad y es señalado como buena opción para canalizar el dinero. 

Bajo esta categoría aparecen países como México, Brasil, Chile, Rusia, China, Corea o India

En cambio, los llamados "mercados de frontera" presentan un elevado riesgo. Los financistas suelen no tomar posiciones o, si lo hacen, es sólo en pequeñas dosis.

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.