Finanzas
14.06.2017 18:32

Los argentinos gastan en el exterior seis veces más que los turistas que vienen al país

Los argentinos gastan en el exterior seis veces más que los turistas que vienen al país

Las señales de que el dólar está barato en la Argentina, mientras que a la vez el país está muy caro medido en moneda dura, quedaron reflejadas en el Balance Cambiario publicado este miércoles por el Banco Central.

La entidad que comanda Federico Sturzenegger, que suele negar que el tipo de cambio está atrasado, divulgó datos contundentes acerca de esta tendencia.

Consignó en su estudio que el déficit neto por "Turismo y viajes y pasajes" registró un incremento interanual de 39% para totalizar u$s887 millones, "encontrando su explicación en un incremento de los egresos por encima del aumento en los ingresos".

En efecto, los argentinos gastaron en el exterior -en total- u$s1.040 millones (o sea, una suba de 36% interanual), mientras que los que ingresaron al país para hacer turismo fueron menos generosos y soltaron u$s153 millones (un aumento de 22% interanual).

De esta manera, en lo que va del año, los argentinos desembolsaron en el exterior u$s5.023 millones mientras que aquellos que vienen al país abrieron mucho menos la billetera (solamente por u$s841 millones). O sea, los albicelestes gastan seis veces más en el exterior que los turistas que vienen al país.

Con respecto a la compra de billetes verdes que hacen los ahorristas en los bancos locales, se vio una leve suba del 15% durante el mes pasado. 

La estadítica del Central mostró que en términos brutos, las compras de dólares totalizaron u$s2.358 millones y fueron concretadas por unos 745.000 clientes (personas físicas y jurídicas), cantidad de clientes que desciende por quinto mes consecutivo.

Si se desagrega la información teniendo en cuenta el monto de las compras mensuales por persona, se observa que el 40% fue realizada por clientes por importes de hasta u$s10.000 (reducción de cinco puntos porcentuales respecto de abril).

Por su parte, las ventas mensuales de billetes de clientes sumaron u$s1.581 millones en mayo, máximo nivel histórico. En mayo, el 52% de las ventas se centralizó en clientes por encima a u$s2 millones.

Una de las teorías que circulan en la City es que hubo ventas de dólares de aquellos que compraron a inicios de año para jugar a la tan mentada bicicleta financiera

Pero teniendo en cuenta que el dólar subió 4,5% el mes pasado, quienes apostaron a las Lebac –vehículo preferido para "pedalear"– perdieron dinero ya que mediante esta opción financiera se gana el 2,5% mensual.

En ese sentido, las "inversiones de no residentes" (o sea los dólares que llegan al país de las manos de los inversores) alcanzaron los u$s1.000 millones en términos netos.

Esto surge de tomar el resultado de las inversiones de cartera (léase las que ingresan para apostar a activos financieros como las Lebac, bonos y acciones) por u$s878 millones y "directas" (las que van la producción) por u$s122 millones.

Con este total, las inversiones de extranjeros mostraron un incremento en términos netos de u$s548 millones respecto del mismo mes del año previo, explicado por el aumento de las inversiones de cartera, compensado en parte por la desaceleración de las inversiones directas.  

Viajar, al calor del atraso cambiario
Uno de los debates más álgidos que se están dando en la arena económico es si efectivamente hay atraso cambiario y, en ese caso, en qué nivel se encuentra. 

O, dicho de otra manera, en qué medida la inflación ya se comió parte del "colchón" que se logró tras la devaluación propiciada a fines de 2015. 

Según un relevamiento del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE), el tipo de cambio real –es decir, descontando la evolución de los precios-, ya volvió a los niveles previos al levantamiento del cepo cambiario. 

"Esto significa que la inflación acumulada se devoró la devaluación de casi el 40%", apuntan.

Este diagnóstico es compartido por la consultora Ecolatina, desde donde alertan que si bien parte del consumo interno está reactivándose, “el dólar barato está generando que el incremento del gasto de las familias se destine a bienes y servicios dolarizados”.

De modo que "el efecto positivo del consumo sobre el aparato productivo es acotado”, recalcan. 

En este contexto, expertos advierten que está todo dado como para que el rojo de la cuenta turismo vuelva a batir una marca histórica al cierre de 2017.  

Así las cosas, desde Ecolatina señalan que "pese a los esfuerzos hechos por corregir las distorsiones del frente cambiario, no hubo una mejora significativa del déficit del turismo internacional", especialmente este año.

"Con un tipo de cambio que vuelve a atrasarse y una recomposición del salario en dólares, se eforzarían los incentivos a viajar al exterior", concluyen. 

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.