Economía
09.06.2017 05:53

"Tirón de orejas" en la cumbre automotriz: el Gobierno reclama a terminales por déficit con Brasil

"Tirón de orejas" en la cumbre automotriz: el Gobierno reclama a terminales que achiquen déficit con Brasil

En los últimos tiempos, el sector automotor transitó una situación paradójica: se venden más vehículos pero varias fábricas tienen trabajadores suspendidos por una reducción en los niveles de producción.

El panorama automotor aparentemente contradictorio se explica por el crecimiento de las importaciones: según estimaciones privadas, de cada 10 autos que se venden en la Argentina, 7 son importados, mayormente de Brasil

Esta situación, sumada a la menor demanda del mayor socio comercial, motivó que el Gobierno impulse un acuerdo sectorial con medidas para favorecer la productividad y mejorar la competitividad

Este jueves se dio un paso importante: tras varios meses de haberse anunciado, el Gobierno, terminales y sindicatos se reunieron en el Ministerio de Producción para avanzar en el tratamiento del convenio base firmado en marzo, cuyo ambicioso objetivo es producir 1 millón de autos en cinco años.

Un directivo de una de las terminales que participó de la reunión y que pidió estricto off the record, afirmó a iProfesional que "el tono de la reunión fue cordial, no hubo tensión".

"Se analizó a la industria con una visión estratégica, pensando a mediano y largo plazo, lo cual nos parece positivo, porque hay que trabajar mucho en la competitividad, que hoy se ve afectada por cuestiones estructurales", afirmó.

Sin embargo, reconoció que los funcionarios también pasaron factura por el desbalance que se está generando en el comercio con Brasil.

"Nos recalcaron una y otra vez que les preocupa mucho el déficit comercial que está generando el sector y el incumplimiento del flex con Brasil".

Al respecto, detalló que el más punzante fue el ministro de Producción, Francisco Cabrera: "En un momento de la reunión nos planteó que tarde o temprano vamos a tener que cumplir con ese sistema de cupos".

Cabe destacar que este régimen bilateral establece un coeficiente de intercambio por el cual, por cada u$s1 exportado, se puede importar u$s1,5 sin pagar arancel.

El punto central es que las terminales que no cumplen con ese coeficiente –Toyota es la única que sí lo hace- deberán pagar a modo de multa el arancel por todos los vehículos excedidos.

Según cálculos del Gobierno, actualmente el promedio de ese coeficiente es de 2,2. Es decir, 0,7 puntos por encima del máximo tolerado. Sin embargo, hay automotrices que estarían llegando a una proporción de 4 a 1 en la relación entre importaciones y exportaciones.

En noviembre pasado, el Ejecutivo ya había intimado a las empresas con un decreto y se calcula que las deudas acumuladas superan los u$s600 millones

Así, las automotrices excedidas deberán compensar con más exportaciones antes del 2019 o pagar una sanción, mecanismo que todavía queda por reglamentarse.

"Queremos discutir el mediano plazo del sector con el objetivo, en conjunto, de orientar las acciones para potenciar las inversiones, la producción y el empleo", planteó Martín Etchegoyen, secretario de Industria.

"Entre las medidas a tomar está el fomento de una red de proveedores innovadora y con tecnología de punta para mejorar la competitividad, la mejora de la estructura tributaria y la apertura de nuevos mercados", agregó el funcionario.

Expectativas
La reducción de los costos logísticos, impositivos y laborales forman parte de la agenda del acuerdo automotor y las terminales esperan que esto les permita ser más competitivas.

Enrique Alemañy, titular de la filial local de Ford, remarcó que si bien el Gobierno lanzó el denominado Plan 1 Millón de Autos, por el momento se trata de una mesa de diálogo para bajar el "costo argentino" en la producción automotriz que requiere de medidas concretas. 

"Hoy los vehículos argentinos exportan impuestos", dijo Alemañy. "Pese a que hay un sistema de reintegros a la exportación, en el precio de exportación termina habiendo un 20% de impuestos", agregó el directivo, que se hizo presente en el Salón del Automóvil de Buenos Aires.

Alemañy puso especial énfasis en la tasa de Ingresos Brutos que cobran las provincias. "Representan entre 5% a 6% del precio de cada auto que exportamos", dijo. Y reclamó que ese tema sea discutido antes de la reforma tributaria cuya discusión está prevista para el año próximo.

"El tema de Ingresos Brutos debería ser abordado en una mesa de diálogo amplia, con participación de las provincias", expresó.

La disminución del costo laboral es otra demanda de las empresas, pero es un capítulo que genera tironeos.

"Hay que mejorar la productividad en otros aspectos y adecuar convenios laborales a la realidad de la industria", dijeron a iProfesional desde una terminal.

Sin embargo, mientras las empresas pretenden revisar los convenios laborales, los sindicatos se muestran reticentes a esa posibilidad.

Atento a que el acuerdo automotor abarca temas sensibles y que están en juego tiempos políticos, el titular de Ford para América Latina, Lyle Watters, dijo el jueves que tras las elecciones de octubre le gustaría ver una aceleración "de las políticas que hubo estos dos años".

Definición de aspecto técnicos
Los actores convocados a la reunión del jueves acordaron crear seis mesas de trabajo que se reunirán periódicamente y deberán, cada 90 días, presentar los avances a la comisión. La próxima reunión plenaria será el 5 de septiembre.

Estas son las mesas constituidas:

- Estructura tributaria: buscará consolidar una visión sobre el impacto de la estructura impositiva en todos los niveles, así como de otros costos asociados que afectan a la competitividad.

- Logística: tendrá por objetivo determinar las prioridades para mejorar la competitividad logística. Adicionalmente, evaluará alternativas de transporte y requerimientos de infraestructura.

- Regulaciones y normas técnicas: buscará profundizar la desburocratización de los procesos, para armonizarlos con los de los socios comerciales de la Argentina.

- Apertura de mercados: identificará nuevos mercados objetivos con la finalidad de incrementar y diversificar el destino de las exportaciones.

- Desarrollo de proveedores, integración e innovación: trabajará en un plan con el objetivo de aumentar la integración de autopartes locales y el empleo en la cadena de valor. Evaluará la posibilidad de crear un centro tecnológico especializado para potenciar la innovación y la competitividad, especialmente en el sector autopartista.

- Capital humano y productividad: trabajará en medidas para la capacitación y formación de los trabajadores y en mejores prácticas productivas.

Durante la reunión también se trató sobre el estado de los proyectos de inversión presentados por las terminales, avances en temas referidos a aspectos regulatorios y de gestión, además de nuevas tecnologías de motorización, entre otros.

A la cumbre asistieron directivos de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), y la Asociación de Supervisores Mineros - Metalúrgicos - Mecánicos (ASIMRA).

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.