Finanzas
19.05.2017 05:04

El BCRA, en alerta por el real: ya tiene un plan para contener el efecto contagio

Por Leandro Gabin
BCRA, en alerta por el real: ya tiene un plan para contener efecto contagio

Luces de alerta se encendieron en despachos oficiales. La crisis política de Brasil, con el presidente al borde del precipicio, desató turbulencias en los mercados de la región.

Y pasó lo de manual: las bolsas se desplomaron y las monedas (lideradas por el real) se depreciaron frente a la divisa estadounidense.

El epicentro sucedió en el país carioca, donde el dólar voló casi 8%.

En la Argentina, socio estratégico de Brasil, también se sintió el temblor con una devaluación del peso del 2,50% para terminar en $16 en el circuito mayorista. El billete saltó 39 centavos para ubicarse a valores que no se venían desde inicios de enero. 

El cimbronazo no pasó desapercibido en el Banco Central. Obviamente una devaluación de la moneda del país vecino, como sucedió históricamente, impactaría seriamente en la economía.

Por eso, todo lo que pase de ahora en adelante pondrá a prueba el escudo que haya podido armar el Gobierno para encapsular la crisis brasileña con el menor impacto en el nivel de actividad de la Argentina.

Un importante funcionario de la entidad que comanda Federico Sturzenegger, en diálogo con iProfesional, destacó que "claramente lo de Brasil hay que seguirlo muy de cerca". 

Si bien mostró preocupación por lo que puede llegar a desencadenar, confía en que el esquema actual de tipo de cambio flotante puede ser muy eficaz para contener el viento de frente.

"Acordate cómo nos fue durante el Brexit y el efecto Trump. La economía no se vio afectada porque tuvimos herramientas para surfear las devaluaciones de los países vecinos", recordó el alto funcionario del Central a este medio.

En esas ocasiones, el Banco Central acompañó las depreciaciones de las monedas y así pudo contrarrestar lo que sucedía en la región. 

Como siempre dicen en Reconquista 266, el temor es a que la moneda no flote. Por eso, se sienten cómodos en dejar correr el valor del dólar si es que ese movimiento viene acompañado desde afuera.

Esto desnudaría lo que podría hacer la entidad: dejar subir el dólar, que todo el mundo dice que está atrasado, para seguir el movimiento de las monedas de la región (y del real principalmente) ya que tiene un "colchón" previo en donde el billete estaba muy barato.

Claro, ese permeabilidad será en dosis pequeñas, porque la entidad no puede darse el lujo de que haya una fuerte devaluación de la moneda que provoque presiones a la inflación, su objetivo primordial. 

Según destacó, "con tipo de cambio flotante como el actual se absorbe el shock, minimizando riesgo en la economia real".

"Imaginate si hubiéramos tenido el tipo de cambio fijo. Estaríamos cortando clavos. Menos mal que nos jugamos por un tipo de cambio flotante", graficó.  

¿Pero si se dispara el real, a pesar de tener un tipo de cambio flotante, de cualquier manera nos impactará?, preguntó iProfesional a uno de los hombres fuertes del Banco Central. 

"Obviamente, pero mucho menos que con un esquema fijo. Acordate que el tipo de cambio te absorbe el shock en buena medida. Cuanto más le pegue a la economía argentina, tanto más se deprecia la moneda y te permite un rápido repunte vía los bienes transables. Algo que con tipo de cambio fijo no pasa", explicó. 

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.