Management
20.04.2016 04:25

Operativo prevención: las empresas apelan a paliativos extra salariales para evitar escalada de conflictividad

Por Paula Krizanovic
Operativo prevención: las empresas apelan a paliativos extra salariales para evitar escalada de conflictividad

Frente a la pérdida de poder adquisitivo de los empleados y el retraso del cierre de negociaciones salariales, las compañías en la Argentina detectan una creciente conflictividad. Ante una potencial escalada prefirieron la vieja receta del prevenir antes que curar. 

Esta fue una de las conclusiones que pudieron extraer los más de 300 responsables y profesionales de RR.HH. reunidos este martes en el 3er Congreso de Gestión de Capital Humano de la consultora Assistem, que se desarrolló en el Hotel Meliá de Buenos Aires.

La temática de la jornada giró en torno a las nuevas estrategias para volver "más humanas" a las empresas. Sin embargo, la actualidad económica y sindical tenía un papel destacado en la agenda, que inició con exposiciones de parte del economista Orlando Ferreres y del abogado especialista en Derecho Laboral, Julián de Diego.

Los analistas coincidieron en que la perspectiva para este año se divide en un primer semestre que será de correcciones económicas, con deflación y expectativas más optimistas para la última mitad del año.

"Mauricio Macri arrancó con una economía maniatada. Tenía que desatar esos nudos y además tuvo un poco de optimismo", admitió Ferreres al referirse a las primeras medidas tomadas por la nueva administración.

En este sentido, consideró que la inflación actual debería ser considerada resultado de las políticas económicas del kirchnerismo, que tuvo un intento de corregir los precios, "pero cuando vio las reacciones de la gente, arrugó" y por eso quedó para la actual gestión el costo político de estabilizar los valores relativos.

Ferreres destacó además que el llamado "sinceramiento" de tarifas se realizó antes de que el INDEC comenzara a medir los datos que darán forma al nuevo Índice de Precios al Consumidor.

Tras trazar un panorama macroeconómico, Ferreres estimó que la inflación de abril se ubicará en entre siete y ocho puntos, y acumulará más del 40% en el cuatrimestre, para bajar a fin de año a cerca del 37 por ciento.

La consultora de este economista calcula además que el tipo de cambio quedó bajo luego de la devaluación, y que el dólar debería ubicarse en diciembre cerca de los $18, para que la economía, en el mejor de los casos llegue a crecer 0,8 puntos respecto de 2015.

El escenario que delineó para el empleo no fue el más alentador. Fue tajante al admitir que el salario no crecerá tanto como la inflación. Sin embargo, Ferreres estimó que "este mal momento va a terminar en el segundo semestre. Va a haber un achicamiento del empleo por ahora, el salario real va a caer y mejorará en la última parte del año", cerró.

De Diego coincidió en que "la tendencia en 2016 será mala" para el empleo, "por la racionalización en el Estado, que recién empieza, y porque las empresas tendrán que acomodar sus estructuras a un mercado más retraído".

En este contexto en el que se espera que continúe cayendo el poder adquisitivo de los asalariados, el titular del estudio legal homónimo prevé que "las buenas intenciones del Ejecutivo de incorporar la productividad a la negociación salarial tendrán que esperar; este año todos ajustarán por inflación porque será un año de inflación récord".

Micro paritarias y paliativos
El experto en Derecho Laboral adelantó que es posible una escalada potencial de la conflictividad sindical que las empresas ya estarían empezando a divisar. 

Por un lado, advirtió que "la CGT no da puntada sin hilo, todo es parte de una estrategia. Si están pidiendo incrementar el salario mínimo vital y móvil un 30% (llevarlo a $8000), es el punto de apoyo para dar el siguiente paso". Para el letrado, la intención es que los aumentos por convenio colectivo terminen acercándose al 38% anual, "sobre todo por el rol protagónico que están teniendo los adicionales".

Tomando como ejemplo los acuerdos por nueve y seis meses de duración que firmaron respectivamente los trabajadores de Transporte y de Comercio, realizó una proyección de cuál sería el incremento total si se mantiene el mismo nivel para el resto del año.

Remarcó además que al exhibir esas negociaciones como un éxito, el Gobierno se muestra ingenuo, y que su verdadero éxito fue "postergar los acuerdos, dilatar las negociaciones y así pasamos al menos el primer cuatrimestre donde en la mayoría de los casos el incremento fue cero".

Mientras tanto, a modo de recomposición salarial por la inflación las empresas ya están tomando medidas paliativas. Según De Diego, se produjo un regreso de las viejas mutuales, que adquieren productos al costo para los empleados, y también de los vales para que compren en cadenas y supermercados.

"Miro al auditorio y veo las sonrisas, porque todos ustedes saben que esto se está haciendo y que es una remuneración que se hace por detrás de la cortina", bromeó el abogado con los asistentes al Congreso de Assistem.

¿Por qué las empresas están retomando estas estrategias? "Porque no quieren rebelión interna", remarcó De Diego. "Pero la rebeldía ya está instalada porque al día 20 del mes a la gente ya no le alcanza", aseguró.

Es por eso que el abogado enfatizó mirar de cerca el papel renovado de los delegados sindicales en las empresas, que han tomado un protagonismo mayor al de otras épocas y no siguen las directivas que bajan las centrales sindicales. "Esas personas presionan por un aumento salarial porque lo que está en juego no es si salen una o dos veces a comer afuera en el mes, sino que compromete su subsistencia", apuntó el titular del estudio del apellido homónimo. 

Por último, el panel cerró con una perspectiva positiva para los presentes, que estaban ansiosos por conocer qué pasaría finalmente con la ley de emergencia ocupacional y la doble indemnización por despido que solicitaron las centrales obreras: "El Ejecutivo piensa que no debería llevar adelante esa medidas y las tres CGT intentaron canalizarlas a través del Congreso, sin pasar por el Ejecutivo, y no lo lograron. Se piensa que en el segundo semestre, si hay inversiones y novedades optimistas ya no hará falta esa ley". 

Notas más leídas
Comentar esta nota

Recomendar | Registrarse | RSS | Publicidad

Copyright © 2015 Emprendimientos Corporativos S.A.
Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados.